La Bursitis y la tendinitis, ¿Que son?

La Bursitis y la tendinitis, ¿Que son?

En diferentes partes del cuerpo hay pequeñas bolsas de líquido que ayudan a los músculos a deslizarse fácilmente sobre otros músculos o sobre los huesos. Las lesiones o el uso excesivo de un tendón o de una coyuntura pueden causar que la bolsa de líquido se inflame. A eso se le llama bursitis. Además de la inflamación, puede haber dolor, enrojecimiento y una sensación de calor. Con frecuencia, la bursitis progresa rápidamente a lo largo de pocos días, por lo general, después de que algo sobrecarga o lesiona una zona específica del cuerpo.

Los tendones son fibras fuertes, como cuerdas, que unen los músculos a los huesos. Las lesiones o el uso excesivo pueden causar dolor, sensibilidad al tacto e inflamación de los tendones o de los tejidos a su alrededor. A ese problema se le llama tendinitis. Tanto la bursitis como la tendinitis pueden estar relacionadas con trabajos, deportes o actividades del hogar que requieran que uno mueva las coyunturas rápidamente o que las tuerza una y otra vez.

La bursitis y la tendinitis pueden presentarse al mismo tiempo en diferentes partes del cuerpo o pueden aparecer juntas en el mismo lugar. El mismo tipo de tratamiento en casa es eficaz para ambos problemas.

Prevenir la bursitis y la tendinitis

El hacer ejercicios de calentamiento y estiramiento con regularidad puede ayudar a prevenir la bursitis y la tendinitis. Caliente bien los músculos antes de hacer ejercicio, vaya aumentando la intensidad del ejercicio poco a poco y, cuando termine, haga ejercicios de estiramiento.

Aliviar o curar la bursitis y tendinitis:

Por lo general, la bursitis o la tendinitis desaparecerán o se mejorarán en unos pocos días o semanas si uno evita la actividad que las causó.
Durante la recuperación, el error más frecuente es pensar que el problema ha desaparecido cuando ya no hay dolor. Lo más probable es que la bursitis o la tendinitis vuelva si uno no toma medidas para fortalecer y estirar los músculos alrededor de la coyuntura y no cambia la forma de efectuar ciertas actividades.

  • Cuando una coyuntura o un tendón le duela, cambie la forma en que efectúa la actividad que le cause dolor, de modo que pueda hacerla sin que le moleste. Para consejos específicos. Para mantenerse en forma, efectúe actividades que no afecten la zona inflamada.
  • En cuanto note el dolor, póngase hielo o compresas frías por períodos de hasta 10 minutos, cada hora,
  • las primeras 48 horas. Después de 48 horas, siga poniéndose hielo o aplíquese calor si eso le calma más las molestias. Aunque sea agradable usar un cojín eléctrico o tomar baños calientes, el hielo o las compresas frías disminuirán la inflamación y ayudarán a que la zona lesionada sane más pronto.
  • La aspirina, el ibuprofeno o el naproxeno pueden calmar el dolor y disminuir la inflamación. Sin embargo, no hay que tomar esos medicamentos para poder seguir usando demasiado la coyuntura.
  • Para evitar la rigidez, mueva la coyuntura con cuidado a la mayor amplitud que pueda sin causarse dolor, varias veces al día. A medida que el dolor vaya desapareciendo, siga haciendo ejercicios de estira¬miento y además añada ejercicios para fortalecer los músculos afectados.
  • Haga ejercicios de calentamiento antes de efectuar la actividad y retírese cuando termine de efectuarla. Póngase hielo en la Zona lesionada después del ejercicio, para evitar el dolor y la hinchazón.
  • Vaya volviendo a efectuar la actividad poco a poco y con cuidado. Baga la actividad un poco más cada vez, pero sólo si el dolor no aparece de nuevo.

Además de la información general ya mencionada, los siguientes consejos le serán útiles para los problemas de ciertas coyunturas en particular.

El dolor en la muñeca podría deberse a tendinitis. Aunque no es lo mismo que el síndrome del túnel carpiano, el mismo tratamiento en casa puede ser eficaz.

El dolor en el codo muchas veces se debe a uno de los tipos de tendinitis frecuentes que afectan a los tendones del antebrazo. (Para saber cuál es el interior y el exterior del codo, sostenga el brazo junto al cuerpo, con la palma de la mano volteada hacia enfrente. El interior es el lado más cercano al cuerpo.)

Puede haber dolor en la parte exterior del codo, donde se sujetan los músculos que doblan la muñeca hacia atrás. (Ese tipo de dolor muchas veces afecta a los tenistas.)

El dolor en el codo muchas veces se debe a la inflamación de un tendón en el antebrazo.

También puede haber dolor en la parte interior del codo, donde se sujetan los músculos que doblan la muñeca hacia abajo. (Ese tipo de dolor con frecuencia afecta a los golfistas.)

  • Para protegerse el codo, fortalezca los músculos de la muñeca, del brazo, del hombro y de la espalda.
  • Una férula o una cadera podrían ayudar a calmar el dolor.
  • Use herramientas con mangos más grandes.
  • Evite las actividades que sobrecarguen el codo.
  • Si juega béisbol, no haga lanzamientos laterales y no lance curvas.

El dolor en el hombro que afecta a la parte de afuera y de arriba del brazo muchas veces se debe a compresión en la coyuntura del hombro (causada, a su vez, por bursitis o tendinitis). El dolor en la parte de arriba del hombro o en el cuello con frecuencia se debe a tensión en los músculos trapecios.

Esos músculos se extienden a lo largo de la parte trasera de cada hombro hasta llegar a la base de la cabeza. Vea Problemas del cuello.

El dolor en el hombro con frecuencia se debe a tendinitis, bursitis o tensión en los músculos.

Algunos síntomas frecuentes de la compresión son dolor, pellizcos y rigidez en el hombro cuando uno trata de levantar el brazo. Muchas veces ocurre cuando uno mueve los brazos más arriba de la cabeza repetidamente. Los problemas aparecen cuando uno sigue usando el hombro sin darle tiempo de descansar. Entonces se produce más hinchazón y dolor.

Para el tratamiento en casa del dolor en el hombro. Además, tenga en cuenta los siguientes consejos:

  • Siga usando el hombro, pero evite levantarlo más arriba de la cabeza.
  • Para evitar la rigidez, haga el ejercicio del péndulo que aparece un poco más adelante.
  • Si juega béisbol o fútbol americano, use buenas técnicas para lanzar la pelota.
  • Si nada, utilice una brazada diferente: nade pecho o de costado en vez de nadar crol o mariposa.

Ejercicio del péndulo: Deje que el brazo afectado le cuelgue. Luego empiece a hacer círculos en dirección del reloj con ese brazo. Comience con círculos pequeños y vaya haciéndolos más grandes poco a poco. Luego haga los círculos en la dirección contraria. Después columpie el brazo hacia adelante, hacia atrás y de lado a lado.

Dolor en la cadera: La tendinitis o la bursitis en la cadera pueden causar dolor en el costado de la cadera cuando uno se levanta de una silla y da los primeros pasos, o cuando uno sube escaleras o maneja. Si el dolor es muy fuerte, tal vez también sea molesto dormir de lado. El dolor en la parte delantera de la cadera también podría deberse a artritis.

  • Use zapatos que amortigüen bien los pies y evite los tacones altos.
  • Cuando tenga que subir o bajar escaleras, dé cada paso con la pierna fuerte primero, hasta que ya no tenga dolor.
  • Evite las actividades que hagan que tenga una cadera más alta que la otra, corno trabajar de lado en una colina o correr en una sola dirección sobre una pista. Mantenga las caderas niveladas.
  • Duerma sobre el lado que no esté lastimado, con una almohada entre las rodillas. O duerma boca arriba con almphadas bajo las rodillas.
  • Estírese después de tener actividad, cuando los músculos estén calientes.

El dolor en la rodilla puede deberse a bursitis o a tendinitis.

El dolor en el talón o en el pie puede deberse a un padecimiento llamado fascitis plantar o a la tendinitis aquílea. El dolor en la zona de la espinilla puede deberse a una distensión de un músculo de los dedos del pie.

Dolores de crecimiento

A los niños de 6 a 12 años de edad muchas veces les dan dolores de crecimiento en las piernas, por la noche. No se sabe por qué. Para calmar el dolor, puede ser eficaz usar un cojín eléctrico, tornar acetaminofeno o sobar las piernas suavemente.
Cuándo llamar a tu médico:

  • Si hay fiebre, hinchazón rápida o enrojecimiento de una coyuntura, o si no puede usar la coyuntura.
  • Si el dolor fuerte continúa aunque no esté moviendo la coyuntura y le haya puesto hielo.
  • Si el problema es muy molesto y usted no puede pensar en una actividad o en una lesión que pueda haberlo causado.
  • Si el dolor no se le quita en 2 semanas, a pesar del tratamiento en casa. Su médico o un fisioterapeuta podrá ayudarle a crear un plan individual de ejercicio y de tratamiento en casa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Guía de diseño Web orientado a marketing online

Consideraciones en Web Internet marketing Para empezar tu