Problemas y dolores del cuello

Problemas y dolores del cuello

El dolor y la rigidez del cuello generalmente se deben a una lesión o a un espasmo en los músculos del cuello, o a la inflamación de las Coyunturas del cuello. A veces también se deben a la artritis o a un daño de los discos entre las vértebras del cuello. Uno puede tener dificultades para voltear la cabeza por lo general más de un lado que del otro. Muchas veces, los problemas del cuello producen dolores de cabeza o dolor en el hombro, en la parte de arriba de la espalda o en el brazo.

Al sentarse, al moverse o al pararse de modos que maltratan el cuello, puede que usted sienta dolor o molestias en la nuca, los hombros, la cabeza, los oídos, los senos de la cara, la quijada, el pecho, los brazos o la parte superior de la espalda. Tal vez tenga hormigueo, entumecimiento o debilidad en los brazos o en las manos. Quizás también tenga mareos.

Los dolores del cuello y de la cabeza algunas veces están relacionados con la tensión en los músculos trapecios. Esos músculos se extienden desde la parte trasera de la cabeza hasta la parte trasera de los hombros. Cuando tenga dolor de cuello, quizás también note que siente esos músculos tiesos y adoloridos.

Los músculos del cuello se pueden lastimar por cualquiera de estas razones:

  • Tener la costumbre de sostener la cabeza demasiado hacia adelante
  • Dormir sobre una almohada que es demasiado gruesa o demasiado plana, o que no apoya bien la cabeza
  • Dormir boca abajo o con el cuello torcido O doblado
  • Pasar mucho tiempo en la posición del pensador (con el codo recargado sobre algo, el antebrazo erguido y la barbilla recargada en la mano)
  • Ver televisión o leer acostado, con el cuello en mala posición
  • Angustias o estrés
  • Tener el cuello en una posición molesta al trabajar (por ejemplo, debido a la forma en que están acomodados los muebles y el equipo en una oficina)
  • Otras cargas en los músculos del cuello
  • Lesión causada por un movimiento repentino de la cabeza y del cuello o por un golpe en el cuello
  • Actividad pesada que utiliza el torso y los brazos

La meningitis es una enfermedad grave que hace que la nuca se ponga muy tiesa y causa dolor de cabeza y fiebre

Prevenir el dolor de cuello:

Para evitar los problemas del cuello, es importante tener buena postura, moverse correctamente y hacer ejercicio. La mayoría de los problemas del cuello se pueden evitar completamente, a excepción de los que se deben a la artritis o a una lesión.
Si el dolor es peor al final del día, fíjese cómo acomoda y mueve el cuerpo durante el día.

  • Siéntese derecho en su silla, con la cintura bien apoyada. No se siente mucho rato sin levantarse o sin cambiar de posición. Para que no se le entiesen los músculos del cuello, estírenos varias veces cada hora.
  • Si trabaja con una computadora, ajuste la pantalla de modo que el borde de arriba le quede al nivel de los ojos. Use un sostén que sujete sus papeles al mismo nivel que la pantalla. Debe haber una distancia como del largo de su brazo entre la pantalla y sus ojos.
  • Si habla mucho por teléfono, quizás le convendría usar audífonos o un teléfono con portavoz.
  • Si trabaja en una fábrica (por ejemplo, ensamblando o soldando objetos), asegúrese de que tenga las cosas que use para trabajar al nivel de los ojos y de que no tenga el cuello agachado mucho tiempo.
  • Ajuste el asiento de su auto de modo que le apoye bien la cabeza y la cintura.

¿Como sentarse bien, cómodamente?

 Cuando esté sentado, podrá hacer cualquier tarea más cómodamente si mantiene una buena postura y si tiene el cuerpo apoyado correctamente. Además así forzará menos los ojos, el cuello, los hombros, los brazos, las muñecas y la espalda.

Si las molestias del cuello son peores por la mañana, fíjese en qué posición duerme (y piense en sus actividades del día anterior).

  • Busque maneras de apoyarse mejor el cuerpo por la noche. Quizás le convendría dormir sobre un colchón más firme o apoyarse el cuello con un cojincito especial (pruebe esas cosas antes de comprarlas). Usted mismo podría hacer el cojincito doblando una toalla a lo largo hasta que quede de un ancho de 4 pulgadas (10 centímetros). Enróllala alrededor del cuello y préndela con un seguro para que le dé buen apoyo.
  • No use almohadas que le doblen la cabeza hacia adelante, cuando esté acostado boca arriba.
  • Cuando duerma de lado, asegúrese de que tenga la nariz alineada con el centro del cuerpo.
  • Si el problema se debe en parte a la angustia.
  • Fortalezcase y protéjase el cuello haciendo ejercicios una vez al día.

Aliviar el dolor de cuello en casa:

  • Póngase una compresa fría hasta 10 minutos cada 2 horas en los músculos adoloridos o aplíquese calor húmedo hasta 20 minutos cada 2 horas. Eso ayudará a disminuir el dolor, los espasmos musculares o la hinchazón. Para un problema cerca del hombro o de la parte superior de la espalda, generalmente será más eficaz ponerse el hielo o el calor en la nuca.
  • Mantenga la cabeza y el cuello bien centrados. No se desaliñe ni eche la cabeza hacia adelante.
  • El acetaminofén, la aspirina o el ibuprofeno pueden ayudar a calmarle el dolor .
  • Caminar también es bueno para aliviar y evitar los problemas del cuello. El suave meneo de los brazos a menudo alivia el dolor. Comience con caminatas cortas de 5 a 10 minutos, de 3 a 4 veces al día.
  • Si los problemas del cuello le dan con dolor de cabeza, vea Dolores de cabeza por tensión en la página 198.
  • Una vez que el dolor se le calme, haga los ejercicios de prevención de la página 119. Comience con 5 repeticiones, 2 veces al día. Aumente las repeticiones poco a poco hasta llegar a 10. Evite cualquier ejercicio que le cause dolor.

Cuándo llamar a su médico
Llame a su médico de inmediato:

  • Si se le pone tiesa la nuca y además le da dolor de cabeza y fiebre.
  • Si el dolor se extiende a un brazo, o si las manos se le entumen o le hormiguean.
  • Si le da una nueva debilidad en los brazos o en las piernas.
  • Si un golpe o una lesión en el cuello le causa un nuevo dolor.
  • Si no puede controlar las molestias con el tratamiento en casa.
  • Si el problema le ha durado 2 semanas o más, sin mejorar para nada, a pesar del tratamiento en casa.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Guía de diseño Web orientado a marketing online

Consideraciones en Web Internet marketing Para empezar tu