Problemas de la rodilla

Problemas de la rodilla

La rodilla es una coyuntura que se puede lastimar fácilmente. Consiste básicamente de 2 huesos largos, unidos por ligamentos y músculos. Cuando uno fuerza la coyuntura demasiado, surgen problemas. Éstos son los 3 problemas más frecuentes de la rodilla:

  • Distensiones y esguinces de los músculos y de los ligamentos causados por un golpe que ha ce que la rodilla se doble en una dirección anormal.
  • Dolor de la rótula. El dolor alrededor o detrás de la rótula se presenta al correr colina abajo, al subir o bajar escaleras o después de pasar mucho tiempo sentado.
  • La tendinitis patelar es la inflamación del tendón que une la rótula a la espinilla. Es frecuente en los jugadores de baloncesto y de voleibol.

Los problemas de la rodilla se pueden presentar cuando algo sobrecarga la coyuntura.
Prevenir dolor de rodillas

  • La mejor forma de evitar los problemas de la rodilla es manteniéndose activo y fortaleciendo y estirando los músculos de la pierna, sobre todo los de la parte trasera y delantera del muslo.
  • No haga sentadillas completas.
  • Evite correr colina abajo a menos que haya entrenado específicamente para hacer eso.
  • No use zapatos de taco cuando participe en deportes de contacto (como el fútbol).
  • Use zapatos que apoyen bien el arco del pie. Compre nuevos zapatos para correr después de que haya usado sus zapatos actuales para correr de 300 a 500 millas.
  • No use zapatos de tacón alto.

Aliviar dolor de rodillas

  • Póngase hielo en la rodilla.
  • Disminuya por lo menos a la mitad las actividades que le causen dolor.
  • Una férula, una manga de elástico o de neopreno, o una banda con un agujero para mantener a la rótula en su lugar podrían ayudar a evitar el dolor al tener actividad. Usted podrá comprar esas cosas en una farmacia o en una tienda de equipo deportivo.
  • Caliente bien los músculos antes de hacer actividades vigorosas.
  • Estire los músculos traseros y delanteros de los muslos después de hacer ejercicio, cuando aún estén calientes.
  • y Bursitis y tendinitis.
  • Si el dolor en la rodilla no tiene que ver con el ejercicio y no se debe a una lesión reciente o antigua.

Cuándo llamar a su médico

  • Si la rodilla le bambolea o cede.
  • Si sintió u oyó un tronido cuando se lastimó la rodilla y luego la rodilla se le hinchó inmediatamente.
  • Si no puede enderezar la rodilla, o si la coyuntura se le traba.
  • Si la rodilla está roja, caliente, hinchada o si le duele al tocarla.
  • Si el dolor es tan fuerte que lo hace cojear o si no se mejora bastante en un plazo de 2 a 5 días

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Guía de diseño Web orientado a marketing online

Consideraciones en Web Internet marketing Para empezar tu