Como tratar una Lesión deportiva

Como tratar una Lesión deportiva

Las lesiones son frecuentes en las personas que tienen bastante actividad física. La mayoría de las lesiones deportivas se deben a golpes, a accidentes o al uso excesivo de alguna parte del cuerpo. Se pueden evitar mediante acondicionamiento, entrenamiento y equipo adecuados.

Prevenir lesiones deportivas

  • Caliente los músculos antes de hacer ejercicio. Los músculos y los ligamentos fríos y tiesos pueden lesionarse más fácilmente. Después de la actividad, haga ejercicios de estiramiento y de recuperación.
  • Vaya aumentando la intensidad y la duración de las actividades y del ejercicio poco a poco. A medida que su condición física vaya mejorando, usted podrá ir haciendo ejercicio cada vez más vigoroso sin lesionarse.
  • Use técnicas y equipo adecuados.
  • Por ejemplo, si corre, camina o hace ejercicios aeróbicos, use zapatos acojinados que le den buen soporte. Si juega fútbol, use espinilleras y zapatos adecuados. Si juega tenis, use ambas manos para los golpes de revés. Ajuste el asiento y los manubrios de su bicicleta al nivel y al ángulo más adecuados para su cuerpo.
  • Alterne las sesiones de entrenamiento intenso con sesiones menos vigorosas para que el cuerpo pueda descansar. Por ejemplo, si corre, alterne las carreras largas o difíciles con carreras más cortas o fáciles. Si levanta pesas, no ejercite los mismos músculos 2 días seguidos.
  • Haga diferentes actividades con regularidad para permitir que sus músculos descansen. Por ejemplo, alterne los días en que camine con días en que nade, corra o ande en bicicleta.
  • No pase por alto los dolores. Tal vez logre evitar problemas más graves si disminuye su actividad o descansa varios días, se pone hielo y toma otras medidas para cuidarse en casa, en cuanto sienta la primera punzada de dolor.

Como aliviar una lesión deportiva

La parte más difícil del tratamiento en casa para las personas que tienen lesiones deportivas es descansar lo suficiente para sanar sin que empeore la condición física general.

  • Para mantenerse en forma, haga otros tipos de ejercicio que no sobrecarguen la zona lesionada: nade o ande en bicicleta si tiene lesionados los pies o los tobillos, camine o ande en bicicleta si tiene adoloridos los hombros o los codos. No vuelva a hacer demasiado pronto el ejercicio que le haya causado la lesión. Si ha ce actividades diferentes podrá mantenerse en la misma condición que tema antes de lesionarse.
  • Vuelva a hacer el ejercicio que nor¬malmente practica poco a poco. Aumente el ritmo sólo si no le vuelve a dar dolor.
  • Divida el ejercicio en diferentes pasos. Si puede lanzar una pelota a una distancia corta sin que eso le cause dolor, vea si la puede lanzar más lejos. Si puede caminar sin molestias, vea si puede trotar. Si puede trotar sin que eso le cause dolor, vea si puede correr.

Cuándo llamar a su médico

Hay información sobre diferentes lesiones específicas en las siguientes secciones:

Bursitis y tendinitis

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like

Guía de diseño Web orientado a marketing online

Consideraciones en Web Internet marketing Para empezar tu